miércoles, abril 25, 2007

Una nueva segunda residencia


Un observatorio chileno de astronomía ha descubierto un planeta, fuera de nuestro sistema solar, que posee una atmósfera muy parecida a la de nuestra amada Tierra. Dicho planeta se encuentra a la módica distancia de 20,5 años luz de casa y se cree que puede contener agua en estado liquido y solido, además que está calentado por una estrella menor que responde al nombre de 581 c.

Se podría decir que este es uno de los grandes acontecimientos de este año, por no decir de este principio de siglo, dado que por primera vez se ha encontrado un lugar en que el género humano puede habitar en un ambiente amable y no en las situaciones extremas que nos ofrecen nuestros vecinos del Sistema Solar. A partir de aquí podremos empezar a evaluar las diferentes conjeturas a las que se puede llegar.

La primera, y que ya ha sido respondida, se refiere a la investigación y exploración que de este planeta se podrán hacer en un futuro. El cuerpo de astrónomos internacionales ya ha anunciado que los derroteros de la investigación espacial en un futuro irán encaminados hacia este ámbito y que esperan poder evaluar las características de nuevos mundos habitables.

Otra conjetura se refiere a la posibilidad de encontrar vida en este planeta, y a las condiciones en que esta vida, si es que la hay, ha desarrollado su existencia. Si la hay, cuando se sabrá?, nos pondremos en contacto con ellos? o les visitaremos? Son algunas de las preguntas que surjen al respecto. Y si no la hay, el interrogante respondería a la razón de la no existencia si se cuenta con una atmósfera parecida a la de la tierra..

Finalmente me gustaría acojer otra conjetura, esta responde a la necesidad que tiene el hombre de buscar una casa de repuesto a la hora de que se acaben los recursos de este planeta, si es que se pueden acabar. Frente a este descubrimiento, responderá el hombre a la necesidad de conservación que La Tierra necesita?. Tendrá conciencia en que debe cuidar esta nave espacial llamada Tierra? O buscará la forma de estar en disposición de emprender el viaje de mudanza a la hora de abandonar el Sistema Solar en busca de un paraíso lejano?.

Frente a esta última posibilidad cabe la reflexión de lo que sería los costes asumibles por los gobiernos a la hora del transporte de toda una civilización. El billete de vuelo espacial lo pagaremos nosotros o irá a cuenta de la seguridad social?, frente a este problema cabe recordar, para los alegres que empiezan a ahorrar desde hoy, la suma que han pagado los últimos turistas espaciales que han habitado la Estación Espacial Internacional, lo módico de más de 40 millones de dolares.

Etiquetas: ,


Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]